La semana pasada realicé un book de fotos en blanco y negro a una persona que no tiene experiencia en el posado, pero siempre resultan muy divertidas estas sesiones en las que la persona aprende las técnicas básicas para posar ante la cámara, además, notas como poco a poco se va relajando y disfruta de sí misma, ves como echa fuera todos los complejos, esto sin duda, es lo más enriquecedor de todas las sesiones de fotos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies